Mirar

La mujer que se siente observada
tiene los ojos de cristal,
la plata quebrada,
y un llanto de cerveza en los labios.

Tiene un fuego de hierba quemada
y otro, que se consume lentamente,
en el blanco
de su ropa de lana.

Por eso,
La mujer que se siente observada
tiene en la suya mi mirada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close