Mañana

Esta noche de alhambra silenciosa
te veo en tu luna.
Y en tu cara redonda te veo en tu sonrisa
y en tu ausencia,
que se me clava:

Mañana
partiré cada sombra de tu cara con la mano
y mis caricias irán -torpemente-
juntando los pedazos.

De rodillas bajaré por nuestro cuello
y abriré luego las puertas.
Mis dedos empapados en ceniza
buscarán tu boca. Rozarán
tu pecho hasta tu vientre
y alcanzarán su nombre.

Y no sé si serán mías
las manos que te acechen.
De tanto deseo acumulado en los huesos
-llegada la hora-
ya no sé si seré yo quien te pronuncie
o tú quien me nombres.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close