Canción II

Podría ser disciplinado, y ordenar
el caos de esta tormenta. Arrojar
luz en nuestras tinieblas.

Podría ser aún más claro y decir
que podría olvidarte sin más.

Pero no puedo evitar que truene,
que anochezca.

Sé que la calma, si espero, llega.
Pero yo,
a quien quiero matar es al dios del mal,
y para eso, quizá,
bastará con el puñal
de tu risa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close